¿POR QUÉ DIOS TIENE UN PLAN MARAVILLOSO PARA TU VIDA?

¿Es bíblico prometer una vida sin aflicciones?
Hoy en día es común escuchar a cristianos diciendo: "Dios tiene un plan maravilloso para tu vida", ciertamente la Biblia enseña que el Señor tiene "...pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis." Entonces ¿Cuál es el problema de usar esta frase?

Comenzamos.


El verdadero problema radica en que se ocupa esta frase como una manera correcta de evangelización, donde simplemente se le dice a la gente que "si vienes a Cristo vivirá una vida sin complicaciones, obstáculos, aflicciones, es decir, será una vida color de rosa y donde todo te saldrá bien"; este mensaje no confronta el pecado, no muestra la santidad de Dios, y no logra hacer ver la verdadera necesidad de un Salvador a la humanidad, por lo tanto este mensaje no tiene el poder para salvar a una persona.

Tenemos que considerar que lo más preciado que Dios nos puede dar es la vida eterna, por lo tanto nada  de los sufrimientos, dolor y aflicción que tengamos en este mundo tiene comparación con el regalo de la salvación. 

Dios nunca nos prometió un "plan maravilloso" en el sentido de que no vamos a tener sufrimientos, es más un verdadero cristiano debe estar preparado para las pruebas, tal y como lo enseña Santiago: 


"Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia." 
- Santiago 1:2-3

Por lo tanto el mensaje de una vida donde no habrá aflicciones o pruebas es una total mentira, y es más lo puedes ver a diario en tu propia vida. Es más la Biblia dice que "todas las cosas ayudan a bien para los que aman a Dios" (Romanos 8:28). 

Cuando el apóstol Pablo escribió el tan utilizado versículo "todo lo puedo en Cristo que me fortalece" (Filipenses 4:13) el no se encontraba en un hotel de 5 estrellas, tan siquiera en la comodidad de su hogar, el estaba en una celda fría en la cárcel, y el mismo es un testimonio que si somos seguidores de Cristo padeceremos pruebas en esta vida como cristianos, es más el apóstol Pablo fue un mártir al morir decapitado por la causa de Cristo.
El propósito del Evangelio no es tu felicidad pasajera, no es para que pongas tu mirada en las cosas materiales de este mundo, sino poner la mirada en las cosas que no perecen, es decir, aquellas que no se acaban, lo que Dios promete en su Palabra para los que creen no tiene comparación, ni la suma de todo el oro y la plata de este mundo pueden compararse con las bendiciones espirituales y la vida eterna en Cristo Jesús.

La gente del mundo necesita ver que están en contra de la ley de Dios, por lo tanto es necesario mostrar la Ley para que puedan saborear la Gracia.

Debemos predicar fielmente la Palabra de Dios, aunque el mensaje no es para nada dulce a los oídos del mundo, pero es el único mensaje que puede hacer que los pecadores digan: "Palabra fiel y digna de ser recibida por todos: que Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores, de los cuales yo soy el primero." 


Puedes dejar tu comentario respecto al tema.
Autor: Mike Gutiérrez.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

LO MÁS LEÍDO