COMENTARIO GÉNESIS CAPÍTULO 18

Una explicación acerca del capítulo 18 de Génesis.

Seguimos con la serie de Génesis, y como vimos en predicaciones anteriores, Abraham es testigo de una teofanía, es decir, una manifestación de Dios al inicio del capítulo 18, quien en realidad es Cristo, ya que nadie ha visto al Padre tal como se expresa en Juan 1:18 y 6:45-46.

Para posteriormente en el versículo 16 dos de los varones se dirigen hacia Sodoma.

Al estudiar el Pacto Abrahámico podemos deducir y ver que Dios promete cosas específicas  a su siervo Abraham; las cuales fueron confirmadas a Isaac y después a su descendencia en Jacob, tal como lo confirma el versículo 15 cuando menciona que "habiendo de ser Abraham una nación grande y fuerte, y habiendo de ser benditas en él todas las naciones de la tierra..", viene a confirmar lo ya prometido anteriormente por Dios en bendiciones físicas (una nación grande por su descendencia según la carne, además de una tierra prometida, sumado a bendiciones espirituales, al decir que en él serían benditas todas las naciones de la tierra, ya que a través de su descendencia llegaría a nacer el Mesías prometido.

Vemos que el Señor sabe perfectamente acerca del juicio que mandará a Sodoma y Gomorra, pero a su vez resalta el papel que desempeña Abraham al ser un instrumento para comunicar a sus hijos acerca de la justicia de Dios el castigo y severidad en contra del pecado, para que pueda venir sobre Abraham lo que Dios ha prometido, es decir las promesas del pacto, el cual se tiene que cumplir por causa del amor de Dios a los padres, tal como lo indica la carta de Romanos.

Esto es una gran lección para nosotros que hemos sido elegidos para anunciar las virtudes de Aquel que nos llamó a su luz admirable.

Por lo tanto hasta el día de hoy Dios no ha desechado a su pueblo escogido, aunque ciertamente están endurecidos, pero llegará el día en que todo Israel será salvo, Romanos 9:4 nos muestra las cosas que fueron otorgadas a la nación de Israel y reitera el hecho de que Dios no los ha olvidado Romanos 11:1 y en el 11:12 vemos que vendrá el tiempo en que la nación será restaurada y esto por causa del pacto de Dios con Abraham, Isaac y Jacob como lo indica Romanos 11:28.

Después de leer estos versículos podemos decir con toda seguridad que nuestro Dios es fiel para con sus promesas, de la misma manera en la que su llamamiento no nos dejará sin caída, tal como lo dice Judas 1:24.

¡Jesús nos presenta justos delante del Padre!




No hay comentarios:

Publicar un comentario

LO MÁS LEÍDO